Mejorando tu calidad de vida

Es importante siempre seguir el tratamiento indicado por tu médico para controlar la artritis psoriásica. Te damos algunas recomendaciones y cambios en tu estilo de vida que te ayudarán a controlar el dolor. Recuerda que tú eres parte fundamental del tratamiento1:

  • Protege tus articulaciones: utiliza ambas manos para levantar objetos pesados. Ayúdate con implementos para abrir frascos y de esta forma no forzar las articulaciones de tus dedos. Empuja las puertas con todo el cuerpo y no solo con tus dedos1
  • Controla tu peso: a mayor peso, mayor carga que aguantar para las articulaciones. Es ideal mantener un peso adecuado para lograr una mayor flexibilidad, disminuir el dolor y aumentar el movimiento. Por otro lado, algunos medicamentos funcionan mejor en pacientes que no tienen ni sobrepeso ni obesidad1 
  • El ejercicio contribuye a mantener las articulaciones flexibles y los músculos fuertes. Realiza ejercicio de forma regular y evita aquellos que producen un impacto en tus articulaciones como baloncesto, correr, saltar, entre otros, y reemplázalos por ejercicios de bajo impacto como andar en bicicleta, nadar y caminar1
  • Deja de fumar: el tabaquismo se asocia con un mayor riesgo de padecer psoriasis y con sus síntomas más graves1
  • Limita el consumo de alcohol pues puede aumentar el riesgo de psoriasis, empeorar los síntomas y hacer que algunos medicamentos pierdan efectividad1
  • El manejo del dolor y de una enfermedad crónica inflamatoria puede ser agotador. Además, algunos medicamentos pueden causar cansancio. Tómate un tiempo para relajarte y descansar, procurando estar activo en los momentos de menos cansancio para hacer ejercicio o trabajar en lapsos cortos1
  • Las sustancias químicas que libera tu cuerpo cuando estás bajo estrés pueden agravar tanto la psoriasis como la artritis psoriásica; por eso, mantenerte lo más tranquilo/a posible es de gran importancia1
Mejorando tu calidad de vida

En esta sección:

Consejos para controlar el estrés

El estrés va de la mano con la artritis psoriásica. Cuando te estresas, el cuerpo percibe una amenaza y desencadena una cascada de eventos entre los cuales produce diferentes sustancias químicas para responder ante la amenaza. Estas sustancias pueden hacer que2:

  • Tu corazón se acelere (taquicardia)
  • La respiración se vuelva más rápida (hiperventilación)
  • Los músculos se contraigan
  • La inflamación se propague por el cuerpo

El ciclo de estrés e inflamación puede aumentar el dolor emocional y físico. Aliviar tu estrés por medio de pequeños cambios puede contribuir de gran manera a mejorar tu bienestar, encuentra lo que mejor funciona para ti y ponlo en práctica2.

Los consejos para reducir el estrés son2:

Aprender a reconocer las señales de estrés. Puedes tener estrés y no darte cuenta de ello. Ponle atención a tu cuerpo y registra si hay: cambios en la respiración, músculos tensos, manos sudorosas y fatiga. Puede ser difícil diferenciar entre los síntomas de la artritis psoriásica y el estrés por lo que llevar un registro de cuando te sientas estresado y los eventos cercanos a esa reacción puede hacer la diferencia.

Planea cómo detener el estrés. Cuando tengas identificada la causa de tu estrés puedes tomar medidas para evitarlo o prepararte para enfrentarlo. Esperar el estrés y estar preparado mentalmente puede ayudarte a mantenerlo bajo control.

Busca ayuda de otras personas. Compartir tus experiencias con quienes te sientas cómodo (familia, amigos, psicólogos, consejeros) puede ayudarte a ver de forma diferente los factores que te causan estrés a la vez que te pueden ayudar a manejarlo.

Hay métodos aprobados para lidiar con el estrés. Por ejemplo, la relajación o los ejercicios mente-cuerpo, como la respiración profunda (toma aire por la nariz, siente como se levanta tu abdomen, retén el aire por unos segundos y luego exhala por la nariz, viendo como tu abdomen se aplana), la meditación, la relajación muscular progresiva, el yoga o el tai-chi. Otras actividades igualmente útiles son caminar o trabajar en el jardín.

Recuerda que el estrés no desaparece de la noche a la mañana, controlarlo es un proceso que llevará tiempo, esfuerzo y dedicación. Aprende a conllevarlo y vivirás mejor con la artritis psoriásica2.

Recomendaciones para trabajar con artritis psoriásica

Hay cambios que se deben hacer en tu lugar de trabajo para aliviar la rigidez y el dolor de las articulaciones en favor de ayudarte a sentirte más cómodo/a y mejorar tu rendimiento.3  

Acá te ofrecemos algunas recomendaciones

Acá te ofrecemos algunas recomendaciones:

  • La artritis psoriásica conlleva a días de trabajo perdidos. Aunque no es necesario comunicar en tu trabajo que tienes una enfermedad crónica, puede ser útil hablarlo con tu jefe y exponerle la situación ya que los cambios sencillos en tu puesto de trabajo evitarán incapacidades. Para hablar con tu jefe:
    • Programa una reunión a una hora que no sea estresante para ninguno de los dos
    • Prepara y ensaya lo que quieres decir
    • Puedes plantear estrategias que te ayuden a sentirte mejor en el trabajo tales como cambios en tu horario, tus responsabilidades o la organización de tu escritorio
  • Toma descansos frecuentes. Realiza un descanso de 1 minuto cada 20 minutos y otro de 5 minutos cada hora. Camina un poco, estírate o simplemente ponte en movimiento para aliviar la rigidez
  • Usa ropa cómoda, elige prendas como la seda o el algodón. Evita cualquier cosa que sientas apretada
  • Evita zapatos de punta estrecha, apretados o con tacones altos. Opta siempre por zapatos anchos en los que quepa el pie si se hincha
  • Evita el estrés laboral. Organízate, pide ayuda cuando la necesites y dedica tiempo a relajarte o a meditar diariamente
  • Ajusta tu horario laboral y revisa la opción de poder hacer teletrabajo ciertos días
Personas que buscan en línea

Si la artritis psoriásica te afecta los dedos y la parte baja de la espalda, sentarte en un escritorio, tipear y usar el teléfono puede convertirse en un reto. Prueba estos cambios sencillos para el escritorio para proteger tus articulaciones:

  • Solicita un teclado y un mouse ergonómicos que tengan un menor impacto sobre las articulaciones de la muñeca y de los dedos. Coloca el monitor unas 20 pulgadas directamente delante de ti
  • Usa un apoyapié. Guarda un banquillo pequeño debajo del escritorio para apoyar los pies cuando estén hinchados y doloridos
  • Apoya la espalda. Elige una silla del tamaño adecuado para ti. Opta por una con soporte lumbar ajustable, apoyabrazos y reposacabezas para apoyar el cuello y los hombros
  • Siéntate derecho y estirado, no te encorves
  • Usa insumos de fácil agarre. Los bolígrafos con almohadilla de gel, las tijeras con mango de goma y las grapadoras electrónicas son herramientas sencillas y económicas
  • Evita usar el teclado. En lo posible invierte en un programa de dictado que transcriba lo que hables en la computadora

Si tienes un trabajo que requiera levantar objetos o permanecer de pie en pisos duros por largos períodos, u otro tipo de trabajo físico:

  • Protege tus articulaciones con los músculos más fuertes. Entrena los músculos alrededor de las rodillas, los tobillos y la parte baja de la espalda para que protejan las articulaciones de la tensión y ayuden a aliviar el dolor
  • Usa zapatos bien acolchados con mucho apoyo en el arco y espacio en los dedos de los pies. Considera un par de plantillas ortopédicas para mayor soporte
  • Párate con buena postura, con la espalda recta. No empujes los hombros hacia atrás demasiado lejos porque puedes forzar la columna vertebral

Si estás haciendo todo lo que puedes para aliviar tus síntomas, pero aun así sientes que estás luchando con tu condición en el trabajo, considera si es el trabajo adecuado para ti. Podría ser el momento de buscar un trabajo que se ajuste mejor a tus necesidades. O bien, habla con tu jefe acerca de cambiar tus responsabilidades para que puedas ser exitoso y productivo sin dejar de ser saludable en el trabajo.

line
Directorio de especialistas
Directorio de especialistas
Navigation
Herramientas para el paciente
Navigation
Mejora tu calidad de vida
Blood pressure
Programa apoyo a pacientes
Mitos sobre  la artritis psoriásica
Mitos sobre la artritis psoriásica
Eventos
Eventos
line
Referencias
1. Mayo Clinic. Diseases & conditions. Psoriatic arthritis [internet]. Rochester, MN: Mayo Clinic. [Consultado el 21 de marzo de 2020]. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/psoriatic-arthritis/symptoms-causes/syc-20354076
2. Mayo Clinic. Psoriatic arthritis. Manage stress to improve psoriatic arthritis symptoms [internet]. Rochester, MN: Mayo Clinic. [Consultado el 21 de marzo de 2020].Disponible en: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/psoriatic-arthritis/in-depth/psoriatic-arthritis/art-20272588
3. Mayo Clinic. Psoriatic arthritis. Making work, work with psoriatic arthritis [internet]. Rochester, MN: Mayo Clinic. [Consultado el 21 de marzo de 2020].Disponible en: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/psoriatic-arthritis/in-depth/making-work-work-with-psoriatic-arthritis/art-20380751