Conoce tu enfermedad

Enfermedades retinales

Quienes la padecen

Entre las enfermedades retinales podemos mencionar:

  • La Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) variedad húmeda.
  • Edema macular diabético (EMD).
  • Discapacidad visual por edema macular secundario a obstrucción venosa retiniana (OVR de rama u OVR central).
  • Neovascularización coroidea secundaria a miopía patológica.

Estas enfermedades afectan la mácula, una región interna en la parte posterior del ojo. (La mácula es la zona que le permite ver los colores y los objetos de forma detallada en la visión central.)

Degeneración macular asociada a la edad, DMAE1,2

Neovascularización coroidea secundaria a miopía patológica.

Con la edad, uno de los cambios que se produce en la retina es la acumulación de productos de desecho, esto puede resultar en nuevos y débiles vasos sanguíneos que drenan bajo la mácula, dañando la visión central.

Edema macular diabético, EMD3,4

En pacientes con diabetes, los niveles altos crónicos de glucosa en la sangre, pueden causar daño a los vasos sanguíneos en el ojo. Los vasos sanguíneos dañados drenan la retina y la acumulación de fluidos causa daño y pérdida de la visión.

En algunos casos, nuevos vasos sanguíneos anormales también empiezan a crecer debajo de la mácula, los cuales contribuyen a la pérdida de visión.

Obstrucción venosa retiniana5,6

La obstrucción de una vena puede causar una fuga de líquido en el interior de la retina y el edema de la mácula. Esto puede dañar la retina y causa pérdida de la visión.

Neovascularización coroidea secundaria a miopía patológica2,7

La neovascularización es una condición que puede afectar la mácula, región interna de la parte posterior del ojo que permite ver de forma detallada en la visión central.

La miopía patológica puede dañar la retina y resultar en vasos sanguíneos nuevos y débiles que gotean debajo de la mácula, dañándola.

Quienes la padecen

¿Cómo se diagnostican las enfermedades retinales?3,8,9,10

Hay una gama de diferentes técnicas utilizadas para examinar el ojo. Estas se pueden dividir en dos grandes categorías dependiendo del aspecto que examinan:

1. La función del ojo: Estas incluyen técnicas de evaluación de la visión, por ejemplo, las tablas optométricas estándar.

2. Estructura del ojo: Estas técnicas examinan los tejidos del ojo en búsqueda de lesiones o enfermedades.

Así como las pruebas estándar (tablas optométricas, un examen con lámpara de hendidura2, etc), se emplean técnicas adicionales para examinar los vasos sanguíneos y los tejidos oculares.
La angiografía con fluoresceína es una técnica utilizada para visualizar los vasos sanguíneos en la parte posterior del ojo.

1. Primero, el médico dilatará sus pupilas con unas gotas para los ojos.

2. A continuación, un colorante (medio de contraste) será inyectado en su brazo (esto resaltará los vasos sanguíneos en el ojo) cuando cierto tipo de luz los ilumine.

3. Se tomará una serie de fotografías.

Tomografía de coherencia óptica es una técnica común que produce imágenes de cortes transversales de la parte posterior del ojo.

Esta es una técnica no invasiva4 que sólo requiere mantener la cabeza inmóvil y mirar en una máquina mientras que las imágenes detalladas de su retina se toman sin necesidad de tocar el ojo.

Referencias

1. Jager RD, et al. N Engl J Med 2008;358:2606-17;
2. Soubrane G. Surv Ophthalmol 2008;53:121-38;
3. American Academy of Ophthalmology. Available http://one.aao.org/sets/1c241e10-4be4-4a87-81fb-ae406e7a9e5f/635479433437730000/diabetic-retinopathy-pdf [accessed March 2015];
4. Melmed: Williams Textbook of Endocrinology 12th Edition, 2011, Chapter 33. Published by Saunders.
5. Wong TY, Scott IY. N Engl J Med 2010;363:2135-44;
6. Channa R, et al. Clin Ophthalmol 2011;5:705-13.
7. Ohno-Matsui K, et al. Br J Ophthalmol 2003;87:570-3;